domingo, 5 de marzo de 2017

Anecdotario político de Claudio Sánchez-Albornoz

Leí este libro hace más de quince años pero lo he sacado del anaquel en que descansaba para iniciar una aventura académica, investigadora y personal que me apasiona y a la vez me asusta. A su tiempo volveremos sobre ello.
.
Don Claudio Sánchez-Albornoz es un personaje por el que siento un gran respeto y a la vez me causa cierta tristeza. Respeto por su decoro, su honestidad intelectual y política y como símbolo de una España soñada, que aunque no es la mía, fue defendida con dignidad y orgullo hasta el final. Tristeza por que le tocó vivir una época trágica de la que lo mejor de su pensamiento y sus proyectos no pudieron fraguarse. A Don Claudio mi honra permanente. Abulense, liberal, católico y republicano, ministro y Embajador de la II República, optó por el exilio y vivió en Argentina hasta su regreso en 1976 en que vivió en su Ávila natal hasta su muerte pocos años después.
.
Este Anecdotario político hace un recorrido personal y familiar que comienza con sus antepasados en la primera mitad del siglo XIX, continúa con su padre y, la mayor parte del libro cuenta las anécdotas de su vida política antes y durante la II República y en su exilio argentino. Algunas divertidas y otras no tanto hace un retrato de una época y unos personajes que, de una u otra forma, forjaron el devenir de España en el siglo XX.